top of page

6 maneras de conectar con quién eres realmente



Es más fácil que nunca perderse en las actividades y el estrés del día a día. Trabajo, relaciones, mandados: nuestro enfoque casi siempre está en cualquier cosa y en cualquier persona menos en nosotras mismas. Para muchos de nosotras, es un esfuerzo constante complacer a los demás o ser quienes creemos que debemos ser para obtener el amor, el respeto o el aprecio que buscamos.

Por eso, la pregunta que todas debemos hacernos realmente es cómo reconectarnos con nosotras mismas

Vivir sin descubrir cómo conectar contigo misma es un juego de estrés y frustración, porque no es lo que recibimos o cómo somos percibidas lo que nos hace felices. Es en quién nos convertimos: cómo vivimos nuestras vidas y quiénes somos como personas. La gente puede quitarte todas las "cosas", pero nadie puede quitarte quién eres. Enamorarse de una misma es vital para vivir una vida plena. La autoconexión no es solo algo que “deberías” hacer, es algo que “debes” hacer.


Si deseas volver a conectarte contigo misma, es probable que tu vida no sea tan satisfactoria en este momento. Es posible que estés atrapada en un trabajo insatisfactorio. Es posible que no te sientas apoyada en tu relación o amistades. Incluso podrías estar experimentando ansiedad o depresión. Todos estos son síntomas que te están diciendo que es hora de descubrir cómo reconectarte contigo misma.


1. ENCUENTRA TU PROPÓSITO

No tienes que conformarte con menos de lo que puedes ser, compartir, dar o crear. Reconectarte contigo misma te da la oportunidad de celebrar tus dones y comprender lo que realmente te impulsa. Cuando sepas esto, podrás mostrarte mejor ante los demás y al mundo que te rodea. Es hora de determinar qué es lo que realmente te impulsa. Lo que te hace sentir más viva. Tu propósito en la vida.


Pregúntate: ¿Cuándo soy más feliz? Cuando me siento más yo misma, ¿qué estoy haciendo? ¿Cómo me conecto conmigo misma cuando no hay nadie más cerca? Ese es tu regalo. La clave para reconectarte contigo misma. Descubrir tu propósito no siempre es fácil. Los seres humanos se quedan atrapados en patrones de desempoderamiento que nos atrapan en un ciclo de fracaso. Tenemos creencias limitantes sobre lo que podemos y no podemos lograr en la vida. Seguimos un plan de felicidad que no diseñamos nosotros, permitiendo que la sociedad o nuestras familias depositen expectativas en nosotros. Perseguimos el dinero, el poder y el estatus sin conectarlo con algo más grande, y así es como fallamos.


2. ENTENDER Y SATISFACER TUS NECESIDADES

Tu propósito está estrechamente relacionado con las Seis Necesidades Humanas: certeza, significado, variedad, amor/conexión, crecimiento o contribución. Si bien cada individuo tiene las seis necesidades, hay una para cada persona que es la más poderosa. El que impulsa nuestras decisiones y nuestros comportamientos, y que cuando se cumple, nos hace sentir satisfechas. Si anhelas contribuir, es probable que tu propósito esté relacionado con el voluntariado o con hacer el bien en el mundo. Si anhelas significado o conexión, es probable que tu propósito en la vida involucre a familiares y amigos. Una vez que determines tu principal necesidad humana, puedes comenzar a aprender cómo reconectarte contigo misma. No dejes que tus creencias limitantes te hagan pensar que no mereces que se satisfagan tus necesidades. Deja de poner constantemente a los demás antes que a ti misma, sin llenar tu propia copa primero. Una vez que identifiques tus necesidades, cúmplelas. Tómate un tiempo de espera para cuidarte. También, pide a los demás lo que necesitas. Ser tu mejor versión te permite dar aún más desde un lugar de realización.


3. ENCUENTRA TU VOZ

Tendemos a pensar en nuestras voces en una capacidad funcional: usadas para comunicarnos, para expresarnos, para entretener. Pero según Edwin Coppard, renombrado entrenador de voz internacional y orador, nuestras voces también presentan un camino hacia una auténtica conexión con uno mismo.


De niño, sostiene Coppard, nuestras voces eran crudas y sin adulterar. Eran ruidosas, fuertes y, para todos los efectos, no había filtro cuando hablábamos. Pero a medida que crecimos y comenzamos a internalizar nuestro entorno y a comprendernos a nosotros mismos en un contexto más amplio, comenzamos a suprimir esta voz natural en favor de una voz mental socializada.

Esta voz mental socializada nos desconectó del poder y la energía de nuestro sonido natural. Cuando hablábamos, ya no nos representábamos a nosotros mismos, sino que reflejábamos ideales y personas que se alineaban con la sociedad. Coppard cree que a través del poder de la canción, podemos salir del camino, permitir que la inteligencia natural de nuestros cuerpos tome el control y redescubrir la belleza de la "voz salvaje". A través de tu voz, puedes ponerte en contacto con tu niño interior y comenzar a aprender a conectarte contigo mismo. Así que pon tu canción favorita y canta. Crea una nueva canción por tu cuenta. Aprende un instrumento.


4.RECONECTA FÍSICAMENTE CONTIGO

La danza es uno de los medios de autoexpresión más usados. Pero, ¿sabías que también puede ayudar a responder la pregunta de cómo reconectarte contigo misma?. De eso se tratan los 5 Ritmos. Creado y desarrollado por Gabrielle Roth a fines de la década de 1970, los 5 Ritmos es esencialmente una práctica de meditación de danza y movimiento. Basado en la idea de que el movimiento dinámico puede facilitar la autorrealización, Roth sostuvo que poner el cuerpo en movimiento puede liberar el corazón, liberar la mente y permitir que el estudiante se conecte con la verdadera esencia del alma, que es la fuente de inspiración en que un individuo tiene creatividad y potencial ilimitados. Los cinco ritmos (flujo, staccato, caos, lírico y quietud) no son ritmos sonoros en el sentido de tambores o golpes, sino ritmos experienciales que describen paisajes mentales y emocionales. Es decir, son más como estados del ser. Cada ritmo es interpretado por el alumno a su manera única, y cada uno está destinado a ayudar a guiar al alumno a moverse de manera más consciente, impredecible y creativa. Cuando se practican en secuencia, estos ritmos forman una onda; que permite al estudiante profundizar su comprensión de su verdad natural y conectar la mente con el cuerpo.


5. EMPIEZA UN DIARIO

Al igual que la música, el canto y el poder del ritmo y el baile, la escritura también puede desempeñar un papel en la conexión con uno mismo. Escribir sobre cómo te hicieron sentir tus eventos y experiencias puede ayudarte a identificar y aceptar tus emociones. Escribir tus pensamientos sobre eventos actuales o lo que te sucedió ese día puede ayudarte a aclarar tus opiniones. Escribir tus ideas puede fortalecerlas. Como dijo la autora estadounidense Flannery Connor: "Escribo para descubrir lo que sé". Puedes usarlo para descubrir lo que sabes sobre ti mismo.

Los beneficios de escribir un diario van más allá de cómo conectarte contigo misma. Puede ayudarte a aliviar la ansiedad, mejorar tu memoria y transformar tu forma de pensar. Puede ayudarte a concentrarte en lo positivo. Incluso puede ayudarte a lograr tus objetivos. Comenzar un diario es tan fácil como ganar confianza y agarrar un bolígrafo y un diario, pero se requiere compromiso para desarrollar cualquier hábito nuevo. Dedícale tiempo cada día para escribir, aunque solo sea por cinco minutos. Puedes comenzar registrando los eventos del día y cómo te sentiste al respecto, escribiendo las cosas por las que estás agradecido o usando un diario prefabricado, como el Diario de cinco minutos. Cualquier cosa que provoque la reflexión puede ayudar con la autoconexión.


6. HAZ LAS PREGUNTAS CORRECTAS

La diferencia en la calidad de vida de las personas a menudo se reduce a la calidad de las preguntas que se hacen constantemente. Si haces una pregunta que te quita el poder, como “¿Por qué siempre me pasa esto a mí?” tu computadora mental buscará una respuesta. Para responder a la pregunta, tu subconsciente puede incluso inventar algo, como "Porque no eres lo suficientemente bueno" o "Porque no eres lo suficientemente inteligente". Este diálogo interno negativo solo evitará que descubras cómo reconectarte contigo mismo. Pero si comienzas a hacerte preguntas de empoderamiento, como "¿Cómo puedo usar esta experiencia para apreciarme más?" tu cerebro buscará respuestas a esta pregunta y, a menudo, encontrarás una respuesta que no solo te hará sentir mejor, sino que también te permitirá celebrar y reconectarte con tu verdadero ser.


Por eso es tan importante hacer el cambio hacia las preguntas de calidad. Porque, las preguntas de calidad crean una vida de calidad. Dirigen nuestro enfoque mental y, en última instancia, determinan cómo pensamos y sentimos. La clave es desarrollar un patrón de preguntas que potencien tu verdadera naturaleza. Por ejemplo, concentrate en preguntas de calidad como:


• ¿Qué es lo que me hace más feliz en mi vida ahora?

• ¿Qué es lo que más me emociona en mi vida ahora?

• ¿De qué estoy más orgulloso en mi vida ahora?

• ¿De qué estoy más agradecido en mi vida ahora?

• ¿Qué es lo que más estoy disfrutando en mi vida en este momento?

• ¿A qué estoy comprometido en mi vida en este momento?

• ¿A quién amo?


Al hacer que las preguntas de calidad formen parte de tu ritual diario, podrás acceder a estados emocionales más empoderadores. Y con el tiempo, a medida que lo realices constantemente, podrás crear caminos mentales hacia la felicidad, la emoción, el orgullo, la gratitud, la alegría, el compromiso y el amor, que es lo que es en su esencia.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


Mantengámonos conectadas y sé la primera en recibir nuestras últimas novedades. Suscríbete!

Haz click aquí para descargar

bottom of page