top of page

66 Días para cambiar un Hábito




¿Qué harías si supieras que no puedes fallar?¿Qué haría si tuvieras todo el dinero que necesitas? ¿Qué harías si tuvieras todo el tiempo o el conocimiento o los recursos que necesitas? ¿Qué harías con tu vida si simplemente supieras que todo es posible para ti? Creo que la respuestas de muchos sería, ¡transformaría mi vida!


Y hoy quiero decirte que transformar tu vida es posible y que puedes construir tu vida de ensueño también y no necesitas tener grandes cantidades de tiempo, dinero, recursos, conocimientos, etc. Lo que necesitas es algo tan pequeño que puede parecer insignificante, pero que al hacerlo puede hacer una gran diferencia en tu vida, como lo hizo en la mía, y a sido tan útil para mí a lo largo de los años que realmente me ayudó a dar forma a la persona que soy, así como ayudarme en el camino hacia la vida de mis sueños y eso tan pequeño que transformó mi vida fue el cambio de mis hábitos.


Hay algo que tienes que entender: ¡que el cerebro es plástico! Las personas evolucionamos todo el tiempo, y siempre deseamos cambiar, crecer interiormente, y estamos capacitadas para ello. Atrás quedaron las teorías sobre la muerte de neuronas y los procesos cognitivos degenerativos o aquellas frases que las personas no cambian. Hoy sabemos que las neuronas generan nuevas conexiones que permiten que siempre estemos aprendiendo hasta el día que morimos. La plasticidad cerebral ha demostrado que el cerebro es una esponja, moldeable, y que continuamente vamos reconfigurando nuestro mapa cerebral. Lo dijo William James, uno de los padres de la psicología, en 1890, y todos los neuro-psicólogos hoy día confirman las mismas teorías.


Por lo tanto el problema no está en nuestro cerebro, está en nosotros en una sociedad impaciente, basada en la cultura de “lo quiero todo ya y sin esfuerzo”, cambiar de hábitos se ha convertido en un suplicio y por ende conseguir la vida que tanto deseas también. No porque sea difícil, sino porque no le damos el espacio suficiente para convertirlo en hábito.

Hasta hace poco se pensaba que modificar y automatizar un hábito requería 21 días. ¡Demasiado optimismo en verdad! Un estudio reciente de Jane Wardle, del University College de Londres, publicado en European Journal of Social Psychology, afirma que para convertir un nuevo objetivo o actividad en algo automático, de tal forma que no tengamos que tirar de nuestra fuerza de voluntad, necesitamos 66 días.

Sinceramente, ¡qué más da que sean 21 o 66! Lo interesante es que somos capaces de aprender, entrenar y modificar lo que elijamos y deseemos. El número de días es relativo, depende de factores como la insistencia, perseverancia, habilidades, de las variables psicológicas de la personalidad y del interés. El cambio ronda en torno a los dos meses y pico. ¿Qué son dos meses en el ciclo de nuestra vida? Nada.


Así que decidí poner a prueba a Jane Wardle y a darle mi confianza a Willians James y decidí cambiar e implementar una serie de hábitos que me eran necesarios para crear la vida de mis sueños, así que lo primero que hice fue: Elegir mi propósito y lo convertí en proyecto, reflexioné mucho sobre mi meta, y me hice las siguientes preguntas en relación de mi objetivo: ¿Qué quiero?, ¿Por qué?, ¿Para qué? y ¿Con qué?

El “con qué” hace referencia a mis fortalezas, valores y actitud para lograrlo. Cuando me enfrento a algo nuevo, y dado que eso supone salir de mi zona confortable, me es recomendable tener la seguridad y la confianza de que voy a estar preparada, que tengo la capacidad y que voy a poder lograrlo. Aunque sea difícil.


Y luego lo que hice fue crearme espacio, sea lo que sea que deseo aprender o iniciar, necesito tiempo. Si no le busco un espacio en mi agenda y lo convierto en rutina, lo normal es que termine postergando lo que ahora no forma parte de mi vida.


Y bueno, lo último es empezar, y a lo Anthony Robins, cuando mi pregunta es cuándo debo iniciar me contestó con un “Hoy” como lo hace Tony, porque no hay ningún estudio con rigor científico en el que se relacione el lunes o el primero de enero exclusivamente con el comienzo de un nuevo hábito. El martes o el jueves son tan buenos días como cualquier otro. Retrasar todo para el lunes es otra manera de postergar y de dejar que la pereza venza a mi fuerza de voluntad. Así que para mí el mejor día para iniciar algo es hoy.

Así empecé con cada hábito y poniéndole mucha disciplina me cree unas fichas para ayudarme a crear mi hábito y empecé uno por uno:

(Hoy te comparto está ficha que me cree de 66 días Challenge y mi 66 days habit tracker que me permitía tachar cada día que lograba realizar el hábito, haz click acá para descargarla: 66 días Challenge (filesusr.com)


Ahora te cuento los hábitos que instale en mi


HÁBITO 1: Reducir mi consumo de azúcar y Carbohidratos

Lo primero que cambie después de visitar a un médico holístico fue mi alimentación, y me puso en una dieta durante tres meses sin azúcar, sin carbohidratos y con una reducción notable del café y el alcohol y para un amante del café como yo esa reducción ¡es terrible!, pero les tengo que decir que rápidamente mi vida cambió por completo. Dormí mucho mejor, lo que significa que me levanté más temprano y puede tener una rutina matutina.

Y tener mi rutina matutina me hizo una persona más feliz y, sin duda, una mejor pareja, amiga, jefa y persona.


HÁBITO 2: Tener una rutina matutina / Levantarme a las 5am

Otra cosa que hice fue unirme a un challenge de 66 días “ El club de la 5 am” con Robin Sharma, eso significó levantarme a las 5:00 a.m. y no, yo no nací como una persona matutina, todo lo contrario, soy dormilona y prácticamente una lechuza, pero una vez que me di cuenta del poder de esta rutina matutina mi vida cambió 360º, en este otro post les cuento más sobre la experiencia en el challenge da click acá: DESCARGABLES | Misitio (lantana.com.pe)

Y realmente instalar el hábito de levantarme a las 5am fue el hábito más maravilloso y productivo que he podido conseguir y el que me ha dado más beneficios.

HÁBITO 3: Estar más presente (Y este fue mi hábito principal y al que le puse más fuerza)

Un hábito positivo desencadenará inevitablemente una gran cantidad de nuevos hábitos positivos. De ahí el porque establecí mi enfoque principal en este desafío de 66 días por ser más amplia y genérico para… Estar más presente. Con la creciente presencia de las redes sociales y la tecnología en nuestra sociedad, me he encontrado con demasiada frecuencia viviendo mi vida a través de mi teléfono, compartiendo mis acciones diarias y mirando constantemente la pantalla en lugar de mirar hacia arriba y abrazar lo que está frente a mí: "Yo" (le suena familiar a alguien?).

Nunca olvidaré este momento en particular cuando salí a caminar con mi pareja, en un día de esos que aunque hacía frío estaba lleno de sol y era fresco, hace muchos meses atrás... Mientras él me comentaba sobre sus sueños yo estaba demasiada ocupada mirando mi teléfono, coordinando, en lugar de mirar a mi alrededor y asimilar todo lo que él me estaba contando y en ese momento ¡reaccioné!... Y escuche sus palabras, "que suerte tenemos de estar cerca a la playa , ¿no?" Y me di cuenta que nuestro hermoso entorno le estaba dando a mi pareja un momento increíble que yo estaba perdiendo, de repente me inundó esta ola de culpa y confusión. Fue entonces cuando supe que algo tenía que cambiar, tuve que dejar de vivir mi vida a través de una pantalla y controlar mi necesidad de querer manejarlo todo.

Decidí desconectarme e ir viviendo la vida al máximo en tiempo real, en estado de flujo como diría Martin Seligman (El padre de la psicología positiva) lo que contribuyó de manera significativa en incrementar mis estados de felicidad. Hoy el hecho de estar presente no lo reduzco solo al aspecto de pareja, esto se ha vuelto mi eje, y me ha ayudado a vivir el aquí, el ahora y no tienen idea de todo lo que me impactó.


Hábito 4: Ir a la cama a las 10pm

Por último, pero ciertamente no menos importante: ¡dormir! Es mucho más importante de lo que muchos de nosotros pensamos. Una vez más, viviendo en esta sociedad en línea las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con el lema "Trabaja duro, da lo mejor de ti", la mayoría de las veces estamos programados para esforzarnos al máximo. Lo que inevitablemente conduce a un sueño deficiente y roto. En el último año, me encontré con episodios de insomnio. ¡Nunca me di cuenta de lo mucho que me afectaría esto!

Crear un ritual nocturno con remedios relajantes y estar en la cama antes de las 10 p.m. (la mayoría de las noches cuando puedo). El desafío aquí fue realmente reservar suficiente tiempo para mi hora de dormir. Preparar un baño caliente con lavanda relajante, atenuar la luz en el dormitorio para crear el ambiente adecuado, encender una vela aromática perfumada, infundir mi ropa de cama y almohada con un spray relajante, leer un libro en lugar de mi suministro de noticias, mimarme con crema de manos y una envoltura para el cabello de Silke (que deja el cabello suave y satinado al día siguiente). En otras palabras, crear un ritual indulgente que esperar, en lugar de simplemente usar la habitación y la cama para ponerse al día con el sueño. Estas son cosas que realmente me han ayudado con el insomnio. Y aunque no está curado… definitivamente está mejorando.


LAS RECOMPENSAS


Aunque soy un perfeccionista, de ninguna manera soy perfecta. Me encantaría poder decir que abracé y clavé por completo todo lo anterior. Pero seamos realistas, aunque estoy contenta con mi progreso y acciones, es difícil hacer todo a la perfección (por eso se llama desafío...).

Muchos de mis enfoques de hábitos se han estado probando la mayor parte del tiempo, pero nunca se han sentido como una tarea o como parte de mi lista de tareas pendientes. Supongo que de eso se tratan los hábitos; una vez que los integres y los conviertas en parte de tu rutina diaria, ¡empiezas a hacerlos sin pensarlo! Y la verdad que me ha cambiado la vida, realmente me veo antes y ahora y se puede decir que soy otra persona (con la misma esencia claro) pero más enfocada y tocando mis sueños y siendo la mujer que siempre he querido ser.

Pd. Les dejo una lista de algunos hábitos por si no tienen idea de por dónde comenzar dale click aquí para descargar: DESCARGABLES | Misitio (lantana.com.pe)


Pao.


75 visualizaciones0 comentarios

Comments


Mantengámonos conectadas y sé la primera en recibir nuestras últimas novedades. Suscríbete!

Haz click aquí para descargar

bottom of page