top of page

Cómo convertirse en optimista: 3 hábitos diarios para comenzar


“Un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en

cada dificultad.”

-Winston Churchill


Una de las preguntas más comunes que la gente me hace por instagram es

cómo volverme más optimista.

Entonces, esta semana simplemente me gustaría compartirles tres hábitos que pueden

ayudarte a comenzar con eso. Los uso yo misma casi todos los días para mantenerme optimista en casi cualquier situación. A veces, puedes pasar un tiempo antes de que encuentres un hilo de pensamiento optimista, pero estos tres hábitos generalmente me ayudan a hacerlo.


1. Hazte preguntas que te permitan ver el punto de vista optimista.

Cuando estoy en lo que parece ser una situación negativa, mi forma más común de sacar algo mejor de eso es hacerme preguntas que promuevan el optimismo y me ayuden a encontrar soluciones.

Preguntas como:

  • ¿Qué es lo positivo o lo bueno de esta situación?

  • ¿Qué es una cosa que puedo aprender de esta situación?

  • ¿Cuál es una oportunidad dentro de esta situación?

Estas preguntas no son algo que siempre puedas usar de inmediato. A veces, necesito algo de tiempo para procesar y aceptar los sentimientos y pensamientos que surgen. Pero, después de un tiempo, cuando la mayoría de esos pensamientos y sentimientos han pasado, me hago una o más de estas preguntas.


2. Obtén apoyo optimista del mundo que te rodea.

Uno de los factores más importantes, si quieres poder mantenerte optimista, son las influencias que te rodean. El optimismo es, al igual que el entusiasmo, contagioso.

Así que busca formas de crear un entorno que te apoye.

  • Las personas en tu vida: Trata de pasar más tiempo con personas optimistas y menos tiempo con personas que siempre parecen ser negativas acerca de las cosas. Las personas positivas te apoyarán, agregarán energía optimista y pueden ayudarte a encontrar un cambio constructivo de perspectiva cuando tengas una situación que te deprima y cuando estés haciendo una montaña de un grano de arena.


  • La información que dejas entrar en tu mente: Una de las cosas más fáciles que puedes hacer para crear y apoyar tu propio optimismo es, simplemente, leer blogs y libros con regularidad y escuchar o ver grabaciones creadas por personas optimistas.


3. Comienza tu día de una manera optimista.

La forma en que comienza el día a menudo establece el tono para el resto. Una mañana libre de estrés genera menos estrés y una mejor concentración durante el día. Un ejercicio temprano en el día conduce a más energía durante todo el día. Y el optimismo, mientras comes cereal o viajas al trabajo o la escuela, puede ayudarte a mantenerte positiva y constructiva a medida que atraviesas los altibajos de tu día.


Tres formas prácticas de tener este buen comienzo son:

  • Lee o mira algo optimista o divertido durante 10 a 20 minutos durante la mañana.

  • Ten una conversación estimulante durante el desayuno o temprano en el día.

  • Escucha un audiolibro o podcast motivador mientras viajas en autobús, en bicicleta o mientras caminas a algún lugar.

11 visualizaciones0 comentarios

Comments


Mantengámonos conectadas y sé la primera en recibir nuestras últimas novedades. Suscríbete!

Haz click aquí para descargar

bottom of page