top of page

El poder del agradecimiento: 5 consejos útiles


“Yo mantendría que las gracias son la forma más alta de pensamiento; y esa gratitud

es felicidad duplicada por el asombro.”

- G K. Chesterton




Siempre es bueno ser agradecida con lo que se nos dió en esta vida. Así que pensé que sería un buen momento para compartir algunos de mis consejos favoritos para hacer del agradecimiento una parte de nuestra vida diaria. Porque, estar agradecido por lo que tienes es una de las formas más simples y fáciles para levantar el ánimo. Para darle una sacudida a tu motivación. Y vivir una vida más feliz. No importa quién eres o dónde vives. Asi que sin mas, comencemos con estos consejos...


1. Haz una pausa y mira a tu alrededor

Un primer paso para ser más agradecido es hacer una pausa durante el día y hacerse estas dos preguntas:


"¿Cuáles son las 3 cosas por las que puedo estar agradecida en mi vida hoy?"

"¿Quiénes son las 3 personas que puedo estar agradecida de tener en mi vida y por qué?"


Si no se te ocurren 3 personas y 3 cosas cada día, está bien. Una cosa o persona también es genial. Pero si puedes, trata de no repetirte demasiado a menudo. En cambio, piensa en más personas y cosas por las que estar agradecido para, día a día, expandir tu visión agradecida del mundo.


2. Expresa agradecimiento.

No te limites a pensar en personas por las que estás agradecido de tenerlas en tu vida. Tómate unos segundos para decirles. Esto hará que sus vidas sean más felices. Y a medida que sus rostros se iluminen con una sonrisa, también te sentirás más feliz. Ahora, esa gratitud podría ser solo una pequeña oración. Pero puede tener un gran impacto en el día, la semana o incluso en la vida de alguien. Así que asegúrate de hacer el pequeño esfuerzo de expresarlo.


3. Mira hacia ti también.

No sólo son las cosas u otras personas las que son importantes. También tú eres importante y valiosa. Así que aprecia eso. Pregunta:


"¿Cuáles son las 3 cosas por las que puedo estar agradecido de mí misma?"


Podría ser que fueras una buena persona durante una crisis la semana pasada. Podría ser que finalmente hayas terminado con esa tarea aburrida o difícil que habías estado postergando. Tu auto-gratitud no tiene que ser todo acerca de los logros. Simplemente, puedes estar agradecida por tu buen sentido del humor o por la ayuda que brindas a tus amigos y familiares siendo una buena oyente de vez en cuando. Y el agradecimiento tampoco tiene que ser por cosas grandes.


4. Sé agradecido por las cosas que puedes dar por sentadas.

Las cosas a las que estamos muy acostumbrados pueden convertirse en cosas que damos por sentadas. Pero no son cosas a las que todo el mundo tiene acceso. Algunas de esas cosas sobre las que me gusta reflexionar y me siento muy agradecida por tener son:


  • Un techo sobre mi cabeza y un hogar cálido.

  • Mucha agua potable.

  • El no pasar hambre.

  • Disfrutar de los pequeños y gratuitos placeres de la vida.

  • Acceso a internet para poder aprender y conectarme con la gente.

He descubierto que estar agradecida por cosas como estas es especialmente útil para

alejarme y poner mi situación en perspectiva cuando estoy pasando por un momento

difícil en la vida.


5. Comienza o termine tu día con agradecimiento.

Para convertir el agradecimiento en un hábito que se mantenga, puedes encontrar un momento en tu día. Por ejemplo, puedes comenzar el día de una buena manera al encontrar 3 cosas por las que estar agradecida acerca de ti misma durante el desayuno o puedes tomarte unos minutos por la noche, justo antes de acostarse, para usar un diario y escribir 3 cosas por las que estas agradecida ese día. Prueba comprometerte ,durante un pequeño tiempo a realizar estas acciones y vea qué impacto tiene en tu vida.

20 visualizaciones0 comentarios

Comments


Mantengámonos conectadas y sé la primera en recibir nuestras últimas novedades. Suscríbete!

Haz click aquí para descargar

bottom of page