top of page

¿Luchas por superar la baja autoestima? (Parte 1)


En este blog he decidido compartirte 10 cosas que puedes empezar hoy mismo para superar la baja autoestima. He dividido este blog en dos para que no te satures de información, esta primera semana puedes ir aplicando las primeras 5. Recuerda empezar poco a poco. Prueba una cosa nueva cada vez. Comencemos.


#1. Sé consciente de tu gremlin

Si estás luchando por superar la baja autoestima, es probable que seas vulnerable a lo que podríamos llamar "tu gremlin".


Piénsalo así. Todos tenemos una voz negativa al acecho en nuestro interior. Esta voz habla cuando surge un reto. Me refiero a cualquier situación que te saque de tu zona de confort. Esta voz puede ser lo suficientemente poderosa como para impedirte hacer las cosas que sabes que debes hacer. Para algunas personas susurra en voz baja y lucha por ser escuchada, para otras grita con fuerza y lo consigue. Yo llamo a esta voz "mi gremlin".


Este gremlin se alimenta de la baja autoestima. Este gremlin crea barreras imaginarias dentro de tu cabeza. Está detrás de esa voz tentadora que dice "¡Ríndete!" cuando las cosas se ponen difíciles o "Evita" cuando te sientes bajo presión.


El hecho es que tu gremlin ha ganado cuando te impide hacer algo que sabes que debes hacer. No puedes dejar que esto ocurra si quieres superar la baja autoestima.


El primer paso para lidiar con tu gremlin es ser consciente de que está ahí. Así, no podrá sorprenderte. Esto hace que sea mucho más fácil de tratar. Si estás alerta y lo esperas, puedes contrarrestarlo.


Tu gremlin puede afectar enormemente a la forma en que te presentas ante la gente. Si dejas que te domine, te verán como una persona que, en el mejor de los casos, no ayuda y, en el peor, es perezosa y no merece la pena tenerla en el equipo. Recuerda que el gremlin NO es tu amigo. No está ahí para ayudarte a no ser el centro de atención ni para impedir que hagas algo desafiante. El gremlin es tu enemigo. Le encanta y se nutre de la baja autoestima.


Acción: Identifica tu Gremlin y toma la decisión consciente de desafiarlo.


#2. Haz algo por ti mismo. Algo que te guste.

No es egoísta hacer algo que te gusta; es sensato. De hecho, se podría ir un paso más allá y decir que es esencial hacer cosas que te gustan. Y, además, no hay que sentirse culpable por ello.


Para superar la baja autoestima necesitas sentir que has conseguido algo concreto, idealmente cada día. Es más fácil conseguir y tener éxito en las cosas que te gustan. Pregúntate si estás haciendo lo suficiente de lo que realmente te gusta hacer.


Es muy importante que te asegures de hacer algo que realmente te guste cada día. Por ejemplo, leer una revista, ir a tomar un café o ver tu programa de televisión favorito. Además, de vez en cuando, date un capricho. Cómprate un regalo, ve al cine o sal a comer.


Lo importante es no sentirse culpable. Te lo mereces de verdad. Es una forma fantástica de mejorar la autoestima y sentirse bien con uno mismo.


Acción: Identifica algo que te guste hacer y saca tiempo para hacerlo. No te sientas culpable.


#3. Haz algo por otra persona.

Salir de tu camino para hacer algo por otra persona podría transformar la forma en que te sientes sobre ti mismo. Algunas personas son consideradas por naturaleza, otras tienen que trabajar en ello. Así que si quieres superar rápidamente la baja autoestima, piensa en lo que puedes hacer por otra persona. De hecho, te hará pensar positivamente en ti mismo.


Piensa en el futuro. Reflexiona sobre lo que va a ocurrir ese día. Planifica tu acto de bondad. Te hará sentir muy bien. Sentir la gratitud que alguien expresa por tus esfuerzos puede suponer una gran diferencia en tu autoestima. Mira a tu alrededor y verás que las personas amables y generosas suelen ser las más realizadas.


Si muestras consideración, sensibilidad y amabilidad a otras personas, es más probable que obtengas una respuesta positiva por su parte. Quédate con este sentimiento positivo para ti. No lo diluyas contando tu amabilidad a otras personas. Si lo guardas para ti, conservarás toda la positividad. Ser positivo es la clave en la que debes centrarte si quieres superar la baja autoestima.


Acción: Haz hoy algo por otra persona, pero no se lo cuentes a nadie.


#4. Poner el listón de forma realista.

Muchas personas que luchan por superar la baja autoestima no se dan cuenta de que a veces son su peor enemigo. Ponen el listón de sus logros demasiado alto y se exponen al fracaso.


El mensaje es sencillo. No muerdas más de lo que puedes masticar. Proponerse retos es exactamente lo correcto, pero la clave es ser realista con tus planes. Busca retos alcanzables, no imposibles.


Intenta escribir una lista de las cosas que más te desafían, tanto en el trabajo como en casa. Escoge una a la vez y oblígate a abordarlas. Táchalas de la lista cuando las hayas hecho. Trabaja primero en las cosas más fáciles. Comienza con los retos más importantes una vez que tu confianza aumente. Esta es una forma manejable y práctica de superar la baja autoestima paso a paso.


Acción: ponte un reto que sea realista y alcanzable.


#5. Consolida tus éxitos.

Cuando los antiguos ejércitos griegos atravesaban el mar para combatir, lo primero que hacían después de desembarcar era quemar todos los barcos. ¿Por qué? Porque les dejaba sin posibilidad de volver a casa. Suena radical, ¿no? Pero en realidad era bastante inteligente. Su única opción era la victoria; no podían volver atrás. Como resultado, la determinación de los soldados se fortaleció. Cuando el éxito y el fracaso son las únicas opciones, no hay más remedio que seguir adelante.


Intenta aplicar este principio a tu forma de pensar. Quema el puente que conecta tu mente con el fracaso y los malos recuerdos del pasado. Si sigues viajando por este puente, sólo acabarás donde empezaste. Sí, por supuesto, aprende del error que cometiste y entiende por qué fracasaste, pero luego sigue adelante. No hay nada que ganar si te quedas en el pasado una vez que hayas extraído todo lo que puedas de él en términos de lecciones para el futuro.


Para ayudarte con esto, cada noche, antes de irte a la cama, escribe tres cosas positivas que hayan sucedido o que hayas hecho durante el día. Hazlo cada noche durante el futuro inmediato. A algunas personas les resulta útil tener un cuaderno especial. Esto facilitará la tarea de mantener la lista unida y de reflexionar sobre los aspectos positivos que registre. No tardarás en tener una lista completa. Utiliza esta lista para recordar regularmente las cosas positivas que has conseguido.


Reflexiona regularmente sobre tus logros positivos. Elógiate. Recompenza tus esfuerzos.


Acción: haz una lista de las cosas positivas que has conseguido durante el día.

21 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


Mantengámonos conectadas y sé la primera en recibir nuestras últimas novedades. Suscríbete!

Haz click aquí para descargar

bottom of page